¿Cómo elegir Universidad en USA?

En esta vida no siempre es fácil decidirse entre varias opciones. Esto es así casi en todos los ámbitos de la vida.  Cosas tan sencillas como elegir un regalo, una respuesta o  el mejor momento puede ser una muy difícil tarea. Elegir universidad no va a ser menos. Por eso, hemos decidido despedir el fin de semana con la segunda parte del articulo que colgamos en nuestro blog sobre estudiar en USA  que toca este tema y que estamos seguros os va a venir muy bien. (Vía:Spaniards.es).

2. ELEGIR UNIVERSIDAD(ES)

2.1. Solicitar plaza en varios sitios

Entrar en una universidad es complicado, así que lo más recomendable es pedir plaza en distintas universidades para asegurarse que te admita una, como mínimo. Lo ideal es solicitar plaza en universidades de distinta reputación: cuanta más tengan, más difícil es entrar. Por mucho que nos jorobe, conseguir plaza en Harvard o Yale es casi imposible, pero si crees que verdaderamente tienes oportunidades, vale la pena intentarlo. Eso sí, asegúrate de tener alguna(s) otra(s) universidad(es) como plan B, por si las moscas. ¿Y cómo elegir entre los cientos de universidades que existen en EEUU? Pues ahora mismo te lo explico.

2.2. Elegir lugar

Una forma fácil y rápida de acotar el campo de las innumerables universidades es por eliminación geográfica, es decir, eligiendo en qué sitios puedes ir a la universidad. Respecto a esto, creo que hay dos consejos fundamentales:

Una cosa importantísima que creo que no se subraya lo suficiente a la hora de aconsejar sobre la emigración es la importancia del tiempo. El clima tiene un impacto fundamental en la calidad de vida, así que no es algo que se deba tomar a la ligera. Alguien que odie la nieve (como yo) debe descartar inmediatamente lugares como Alaska o Maine, mientras que quien no soporte la humedad será extraordinariamente infeliz en Florida o en Louisianna. De verdad, no es algo que deba tomarse a la ligera, y hay que elegir con cuidado.

El mejor consejo que me han dado a la hora de elegir universidad es el siguiente: huye de los lugares conocidos. Sí, todos queremos vivir en Nueva York, San Francisco o Chicago. Tú quieres, yo quiero, los americanos quieren y los estudiantes de todos los demás países del mundo que planean estudiar en EEUU quieren. Conclusión: lo más probable es que haya mucha gente mejor que tú, y te dejen sin plaza o sin beca. Sin embargo, hay mucha menos gente que quiera estudiar en sitios como Oklahoma City, Fargo o Asheville; lo que se traduce en menor competencia y mayor posibilidad no sólo de lograr plaza, sino de que la universidad te dé apoyo financiero (que, dicho sea de paso, es fundamental si tu padre no es Emilio Botín). Además, el sistema universitario americano se mueve por prestigio, y la cantidad de estudiantes internacionales es un indicador de prestigio, así que las universidades suelen tratan de captar tantos como sea económicamente viable. De nuevo, universidades como Stanford o el MIT no tienen ningún problema a la hora de atraer estudiantes extranjeros, pero las instituciones menos conocidas suelen facilitarles las cosas a los internacionales.

2.3. Áreas de especialización

Las áreas de especialización de un departamento son fundamentales para los estudiantes que quieran sacarse el master o el doctorado. Si eres un estudiante de historia que quiere especializarse en, digamos, el Egipto de la dinastía ptolemaica; más te vale buscar universidades en las que haya profesores especializados en egiptología. Por muy buen estudiante que seas, ningún departamento te va a admitir si no tiene profesores que tengan la línea de investigación que propones. Así que antes de elegir una universidad, es fundamental investigar un poquito al profesorado con el que vas a trabajar.

2.4. Ponerse en contacto con los profesores

De nuevo, este consejo va más dirigido a los que buscan estudios de master/doctorado. Una vez hayas elegido las universidades que creas que te convienen más, no dudes lo más mínimo en ponerte en contacto con los profesores para preguntar dudas y, en general, expresar tu interés. La admisión a estudios de postgrado la realiza un comité formado por miembros del departamento, y nunca está de más que ya conozcan tu nombre. Si tienes interés en la línea de investigación de un profesor en particular, no dudes lo más mínimo en contactar con él. Si no, el director de Graduate Studies es la persona a la que dirigirse. Y tus esfuerzos no serán en vano: al contrario que en las universidades españolas, en EEUU los profesores siempre contestan.

2.5. Becas/Assistantships/ Trabajo en el campus

Otra cosa a tener en cuenta es el dinero que te puede ofrecer la universidad. Los estudios son carísimos en USA, y además tendrás que vivir en algún sitio y pagarte la comida. Es fundamental saber cuánto apoyo económico puede ofrecerte la universidad, ya que sin él te va a ser prácticamente imposible estudiar allí. Muchos estudiantes trabajan a tiempo parcial en el campus, así que es bueno enterarse de las posibilidades de sacarse un dinero extra. De nuevo, el coste de vida debe tenerse en cuenta: con la misma cantidad de dinero se vive muchísimo más desahogado en Alabama que en Nueva York. También hay que tener en cuenta si la universidad te cubre o no el seguro médico, que cuesta un ojo de la cara y es fundamental para vivir en EEUU.

Dejar un comentario