HAZ QUE TU APLICACIÓN DE INGRESO A LA UNIVERSIDAD DESTAQUE CON ESTOS 5 CONSEJOS

Ser aceptado en la universidad implica seguir los pasos correctos y asegurarse de que se ha elegido la opción adecuada ya que ésta afectará tus próximos cuatro años y posiblemente el resto de tu vida. Va a determinar el sitio donde vas a vivir, los amigos que puedas hacer, las opciones de carrera que tendrás. En realidad todo se verá afectado dependiendo de la universidad a la que asistas.

¡Para tomar esta decisión tan importante hay que estar bien preparado! Infórmate bien sobre todas las opciones que tienes, aprovecha los programas de verano preuniversitarios y haz una lista de las universidades de mayor prestigio. Aun así, el paso más importante y decisivo para tu admisión en universidades, es el momento de postular. Supone un último esfuerzo y debes asegurarte de que tu aplicación universitaria destaque pues seguramente te enfrentarás a miles de estudiantes con muy buenas notas  que también solicitarán admisión en las mismas universidades.

Esto va a hacer todo un poco mas difícil pero no imposible, simplemente tendrás que pensar muy bien qué puedes hacer para impresionar a los responsables de admisiones.  A continuación te damos 5 consejos para hacer que tu aplicación destaque mucho antes que la entrevista de admisión.

1. Involúcrate

Mantenerse involucrado con las actividades de tu escuela es importante. Quizás podrías ser voluntario participando en actividades con organizaciones sin ánimo de lucro, unirte a debates, etc.  Haz lo sumo posible por mantenerte siempre involucrado en actividades que sean de tu interés, esto demuestra que serás un activo para cualquier colegio o universidad a la que vayas.

Siempre hay una causa que apoyar, un deporte, teatro… Comprométete y participa. Esto te dará la oportunidad de desarrollar tu capacidad de liderazgo y compromiso y no pasará desapercibido en tu postulación.

2. Sigue tus intereses

Los colegios y universidades quieren estudiantes interesados ​​en nuevas ideas con iniciativa. Si eres capaz de mantener la curiosidad en la escuela secundaria y la mantienes a través del tiempo, estarás mejor preparado para gestionar la concentración profunda que vas a necesitar cuando llegues a la universidad.

Sigue siempre tus intereses, ya sea el diseño gráfico, la guitarra clásica, la robótica o el baloncesto. Tus intereses y la pasión de seguirlos sumarán singularidad a tu aplicación y te ayudarán a sobresalir.

3. Asumir responsabilidades

Cuando llegues a la universidad, vas a tener que hacer malabares con múltiples responsabilidades como: preparar el examen de Física,  estudiar para el laboratorio de Química, escribir una composición en inglés o cualquier otra cosa.  Todo tiene que hacerse, todo es importante y tendrás que priorizar tareas. En la universidad, nadie va a estar a tu lado para recordarte que todo se complete a tiempo.  Tienes que asumir responsabilidades ahora, como estudiante de secundaria y eso te preparará para tener éxito en la universidad y dicho sea de paso también en la vida.

Una sugerencia: conseguir un empleo de media jornada, o solo unas pocas horas los fines de semana, te ayudará a aprender a hacer malabares con las prioridades además de enseñarte a ser más responsable. Si no encuentras empleos de este tipo, siempre hay otras opciones, como cortar el césped a un familiar, vender objetos hechos a mano, instalar un enchufe o cualquier otro trabajo ocasional en tu vecindario. Busca oportunidades para ser ingenioso y tu aplicación sin duda destacará del resto.

4. Rétate a ti mismo

La universidad va a sacarte de tu zona de confort y va a desafiar tus habilidades, esto es un hecho indiscutible.  No hace falta que esperes a que llegue ese momento para empezar a ponerte retos personales para desarrollar habilidades y talentos que van a hacer brillar tu vida y tu carrera profesional.  ¡Comienza ya a ponerte desafíos y alcánzalos! El mensaje que lanzas con esta actitud es que estarás dispuesto a desafiarte en la universidad y va a decir mucho de ti a los que van a decidir tu admisión.

5. No pares de escribir.

Escribir bien es una habilidad que requiere mucha práctica. Tu ensayo de admisión a la universidad supone parte vital de tu aplicación. Comienza practicando tu escritura ya. ¡Escribe ensayos, ficción, poesía o incluso comienza un blog! Expresarte bien permitirá que tu personalidad brille a través de tu ensayo.

Escribir y leer y deben ir de la mano así es que no te olvides de leer tanto como sea posible. Esta mezcla es el método que mejor funciona. Además, independientemente de la carrera,  leer es un ejercicio obligado de gran parte de los cursos universitarios. El hábito de leer puede darle una ventaja competitiva cuando llegue al campus.

 

¡Si sigues estos consejos estamos seguros que tu aplicación universitaria va a destacar!

Dejar un comentario