Top

Consejos para preparar tu maleta si viajas al extranjero a estudiar idiomas

Una de las mayores preocupaciones cuando tenemos previsto marchar al extranjero a estudiar idiomas es qué meter exactamente en la maleta. Preparar el equipaje puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza, y es lógico ponerse nervioso ante la idea de decidir qué llevar o qué no llevar. Como no es una tarea fácil, os vamos a dar algunos consejos útiles y sencillos para hacerlo más llevadero, porque en el fondo se trata de ser prácticos, empezar a hacer los preparativos con antelación y tener en cuenta ante todo cuál va a ser nuestro destino, qué climatología nos espera y por cuánto tiempo permaneceremos allí.

Empezar haciendo una lista: una ayuda muy útil
Al organizar los preparativos de tu viaje, te recomendamos ante todo y para evitar sorpresas de última hora, que empieces a hacer tu maleta con antelación. Una lista con las cosas que necesitarás llevarte será una buena idea, para organizarte y no olvidarte de nada. Escribe en un papel, por categorías, qué necesidades vas a tener, de ropa, de cosas de aseo, de documentación, si vas a llevar libros, un portátil u otros aparatos electrónicos, si necesitarás o no toallas o sábanas. Apuntar esto en un papel te será muy útil para, por un lado, si tienes dudas, llamar al lugar donde será tu residencia y resolver estos detalles, y además hacerte una idea de cuál será el volumen de cosas que lleves, porque al tener que coger un avión, tendrás que tener en cuenta los límites establecidos en cuanto a equipaje.

Aspectos a tener en cuenta cuando cogemos un avión
Es importante, antes de preparar las maletas, que consultes cuáles son las normas de la compañía con la que vas a viajar en relación a las medidas y peso de las maletas a transportar. Algunas compañías te dejan facturar un peso máximo por persona de 20 kilos, otras permiten hasta 23 e incluso 30 kilos. Infórmate bien, sobre todo si viajas en una compañía de bajo coste, de cuáles son los pesos máximos permitidos. Chequea bien tu billete de avión, para conocer estos detalles. Porque con el sobrepeso o las maletas adicionales existen bastantes restricciones, así evitarás sorpresas desagradables en el aeropuerto al tener que pagar de más por llevar demasiado equipaje. Además, siempre va a ser mejor que dejes un poco de hueco en la maleta porque, a tu vuelta, con las cosas que hayas adquirido durante tu estancia, conseguirás no pasarte de peso.

Si viajas a Estados Unidos, Canadá o Australia, para evitar problemas en la aduana, es mejor que no lleves ningún tipo de alimento o comida en la maleta. En estos países existe una regulación bastante estricta sobre el transporte de alimentos. En la Unión Europea no hay tantas restricciones al respecto, y si llevas productos envasados al vacío o latas de conservas es más probable que no te pongan problemas. En este caso, el mejor consejo, por muy mal que te sepa no probar por un tiempo algunos de tus platos preferidos, es que prescindas de transportar alimentos. Además, qué mejor para adaptarte a la nueva cultura que conocerás durante tu estancia que comer y disfrutar de su gastronomía propia.

¿Qué ropa me llevo?
Al elegir la ropa que nos vamos a llevar, el principal factor a tener en cuenta será en qué época del año viajamos y cuál es el clima que nos vamos a encontrar en nuestro destino. Mentalízate de qué ropa será realmente la necesaria, y olvídate del “esto por si acaso”. Es normal que quieras llevarte algún modelito para lucirte en las noches de salir o en caso de que asistas a algún evento. No le des vueltas queriendo llevar toda la ropa conjuntada, elije tonos que combinen con todo y así tendrás más opciones con menos prendas. Ante todo, opta por la ropa cómoda y funcional, lo agradecerás en el día a día, tanto si tu destino es urbano como rural. El mejor consejo es llevar poca ropa, para ir ligero de equipaje y no tener problemas en el aeropuerto. Una sugerencia, si vas a necesitar llevarte abrigo o chubasquero, que te será muy útil si tu destino es Inglaterra, mejor llévalo contigo, aunque sea verano, así ahorrarás espacio en tu maleta. Y si participas en un programa con alojamiento en residencia, procura llevar tu ropa marcada para evitar confusiones en la lavandería.

Por supuesto, al hacer tu maleta y preparar tu ropa, es muy distinto si vas realizar una estancia de un mes en el extranjero, si vas a trabajar durante tu viaje de idiomas o si vas a irte todo un año a estudiar. Para un mes, y teniendo en cuenta que seguro dispondrás de un lugar donde lavar tu ropa, no te compliques la vida y llévate lo imprescindible, siempre en función de la estación del año en que viajarás y del clima que predomine en tu destino. Si vas a trabajar, y ya sabes en qué tipo de empresa será, ten en cuenta e infórmate de si necesitarás ir muy arreglado o no, para llevar la ropa adecuada. Si en cambio el trabajo lo vas a buscar allí, llévate alguna ropa que consideres bien presentable, para causar buena impresión. Los que marchéis un año entero al extranjero a estudiar idiomas, tendréis que simplificar muchísimo la ropa y demás equipaje a llevar, porque seguro vais a necesitar más cosas, y la ropa tendrá que ser tanto para el frío como para el calor. Una opción muy práctica es que, como seguro algún amigo o familiar va a ir a visitarte, sean ellos quienes lleven y traigan aquello que puedas ir necesitando.

Un par de detalles útiles
Desde que aterrices en el país que hayas elegido para estudiar idiomas, vas a necesitar dinero en efectivo. Si es un país de la Unión Europea, no tendrás problema porque podrás pagar en euros. Pero si viajas a otros países como Inglaterra, Estados Unidos, Canadá o Australia, necesitarás llevar ya cambio en la moneda del país. Te será muy útil para los primeros días, hasta que encuentres la manera más económica de cambiar tu dinero. Y un detalle si viajas a Inglaterra, no te olvides de llevar un adaptador de corriente, porque los enchufes tienen 3 ranuras y son de 230 voltios. Podrás adquirirlo una vez allí, pero si quieres cargar tu móvil o encender tu portátil nada más llegar, te va a ser útil ser precavido y llevarlo contigo.

No Comments

Post a Comment